Turismo

Por primera vez en Colombia llega un crucero a La Guajira

La compañía de barcos suiza Emerald Cruises escogió al Cabo de la Vela como destino de desembarco de aproximadamente 40 pasajeros internacionales.

El 2024 comenzó con importantes noticias para el turismo con la industria de cruceros en el país: este jueves 11 de enero atracó por primera vez en el Cabo de la Vela, La Guajira, un crucero con cerca de 40 pasajeros, lo que marca un hito en la región y representa una gran oportunidad para seguir abriendo las puertas a la llegada de otros barcos.

La línea responsable de esta operación es Emerald Cruises, con sede en Suiza. Esta compañía trajo a las costas de La Guajira el crucero boutique Emerald Azzurra, construido en 2022 y equipado con 50 cabinas, destinadas tanto para los pasajeros como para la tripulación.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Germán Umaña Mendoza, destacó este hecho histórico para el turismo colombiano y señaló que “en el gobierno del presidente Gustavo Petro Urrego, trabajamos por un turismo responsable, regenerativo y sostenible en nuestros territorios. Y el departamento de La Guajira es justamente una región con alto potencial para esta actividad, ya que cuenta con paisajes que confirman por qué Colombia es El País de la Belleza”.

El alto funcionario agregó que la llegada de esta línea de cruceros genera nuevas oportunidades tanto para los habitantes de estos territorios, como para los empresarios y visitantes interesados en conocer las experiencias inolvidables que ofrecen los hermosos destinos colombianos.

El Emerald Azzurra, diseñado específicamente para acceder a puertos de menor tamaño inaccesibles para otras embarcaciones similares, inició su itinerario el 6 de enero desde Barbados, atravesando destinos como Saint Vincent and the Grenadines, Aruba, Curaçao y el Cabo de la Vela. Este buque tiene programadas paradas adicionales en Santa Marta y Cartagena, antes de concluir su travesía en Panamá.

“Comprometidos con el mandato del Gobierno Nacional y del presidente Gustavo Petro de impulsar el turismo de manera más amplia y mejorada en diversas regiones del país, hemos logrado este momento histórico para el departamento de La Guajira, un destino paradisiaco que se destaca por su rica herencia cultural y su exuberante entorno natural”, dijo Carmen Caballero, presidenta de ProColombia.

La funcionaria agregó que “llevamos a cabo un proceso estratégico destinado a atraer la atención de una línea de crucero hacia la región de La Guajira. La gestión se centró en obtener la autorización de la zona de fondeo y la correspondiente habilitación con la Capitanía de Puerto, con el claro objetivo de facilitar el arribo de barcos a la zona”.

Por su parte, Álvaro Balcázar, Gerente General de Fontur, señaló que “a través de los recursos Fontur se han apalancado cerca de $80.000 millones para la promoción de Colombia, el país de la belleza a nivel internacional y como resultado se ha dinamizado la temporada de cruceros. Con el liderazgo del ministerio y de la mano con ProColombia, continuaremos este año en el camino de posicionar en el mundo los atractivos turísticos no tradicionales. En el caso de La Guajira, el año pasado se destinaron $7.120 millones para infraestructura turística, competitividad y promoción de destinos”.

Agregó que “recibir a turistas extranjeros en el Cabo de Vela, sin duda, es un hecho que genera un impacto positivo al dinamizar la economía local y enriquece las experiencias de los visitantes”.

“El turismo es la gran oportunidad para La Guajira. Con la llegada de este crucero demostramos que somos un departamento competitivo y que podemos estar a la vanguardia de otros sitios turísticos a nivel nacional e internacional, esto es tan solo el inicio del trabajo que vamos a liderar para potencializar a La Guajira y hacer lo que vuelva mirar al mar como pilar fundamental de la diversificación económica a la que debemos apostarle los guajiros”, dijo Jairo Aguilar Deluque, gobernador de La Guajira.

Más sobre la experiencia en La Guajira

En el Cabo de la Vela, joya oculta de Colombia, los cruceristas se sumergieron en una de las playas más serenas y paradisíacas es esta región del país. Bajo la dirección de Colombia 57, operador turístico encargado de la experiencia en tierra, se organizaron actividades que brindaron a los visitantes internacionales la oportunidad de disfrutar de paisajes únicos y experiencias culturales.

Por su parte, Claudius Docekal, vicepresidente de Implementación Oceánica de la línea explicó que “en Emerald Cruises estamos emocionados y orgullosos de convertirnos en la primera línea de cruceros boutique en visitar el Cabo de la Vela con Emerald Azzurra. Nuestro socio local, Colombia 57, ha invertido muchos recursos, tiempo y energía en la creación de un nuevo destino a lo largo de la costa caribeña de Colombia, trabajando junto a la comunidad indígena Wayuu y con autoridades locales de esta remota y poco visitada región. Con nuestra capacidad de 50 suites, nuestros yates son el vehículo ideal para ofrecer un turismo no intrusivo en regiones ecológicamente sensibles”

Sobre la experiencia de sus clientes, destacó que “fue una visita mutuamente gratificante con la comunidad Wayuu, lo que fue de suma importancia para nosotros. No nos cabe duda de que nuestros clientes se deleitaron con la interacción cultural y regresarán a sus lugares de origen maravillados por la experiencia y los paisajes únicos de La Guajira, el desierto más septentrional de Suramérica. Qué excelente yuxtaposición visitar Santa Marta y Cartagena en el mismo viaje y mostrar los diversos destinos de Colombia”.

Brendan Rayment, director comercial de Colombia 57, explicó por su parte que “estamos muy orgullosos de ser parte del equipo en La Guajira para recibir al primer barco de crucero que visita Cabo de la Vela en enero. Con la comunidad Wayuu, las autoridades locales y ProColombia, hemos desarrollado un recorrido que incluyó una inmersión cultural en una ranchería y visita a la escuela local para una actividad interactiva con los estudiantes enseñando algunas palabras en Wayuunaki. Otros cruceros pequeños están programados para hacer escala en Cabo de la Vela en febrero y marzo y estamos muy contentos de poder diseñar esta forma de turismo comunitario con los Wayuu y atraer un perfil diferente de turista a la zona”.

En estrecha colaboración con ProColombia, esta empresa desarrolló una hoja de ruta para la promoción y habilitación del destino en La Guajira, con el propósito de establecer condiciones ideales para recibir cruceros y garantizar una experiencia excepcional para los visitantes. La colaboración y apoyo esenciales de la Gobernación de La Guajira también desempeñaron un papel clave al facilitar la gestión de requisitos específicos para la atención de cruceros expedicionarios en este destino.

Crece exponencialmente la llegada de cruceros a Colombia

La industria de cruceros en Colombia está experimentando un resurgimiento en su crecimiento y las cifras así lo indican. Al comparar la temporada de 2021-2022 frente a la de 2022-2023, las recaladas aumentaron 151% y la llegada de pasajeros subió 346%.

De acuerdo con cálculos de ProColombia, consultadas las bases de los puertos de las ciudades y de la Dirección General Marítima (Dimar), los destinos en Colombia que registran un alto volumen de actividad son Cartagena, Santa Marta y San Andrés.

Al finalizar la última temporada 2022-2023, se lograron importantes avances, destacando el aumento de la actividad de cruceros en Bahía Solano, Coveñas, Leticia, Gorgona, Utría y Urabá. Estos destinos recibieron a más de 1.650 pasajeros, contando con la presencia de siete líneas de cruceros y un total de 13 recaladas.

De otro lado, según las proyecciones sujetas a cambios en la programación, se estima que durante la temporada 2023-2024 Colombia recibirá un total de 214 visitas de al menos 30 líneas de cruceros, lo que se traducirá en aproximadamente 329.226 pasajeros. Además, se espera que se realicen 15 recaladas inaugurales en Cartagena, marcando la primera vez que estos cruceros lleguen a la ciudad.

Además, considerando el gasto promedio por pasajero y por tripulante estimado en el estudio “Economic Contribution of Cruise Tourism to the Destinations Economies”, se calcula que esta actividad tendrá un impacto económico cercano a los USD$ 50 millones de dólares para la temporada 2023-2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *