En Rionegro se instaló la “clínica” para los aviones

Foto: Cortesía Avianca.

Con una inversión de USD 50 millones de dólares, la aerolínea Avianca puso en operación el Centro Aeronáutico de América Latina y considerado como el más moderno de la región, ubicado en los hangares del aeropuerto internacional José María Córdova en Rionegro. Este complejo cuenta con cinco bahías que se convertirán según ha expresado la compañía en el hospital para los aviones que requieran de mantenimiento.

“Con la puesta en marcha del MRO en Rionegro, Avianca consolida su papel como motor de desarrollo y se posiciona como fuente de innovación y progreso para la industria aérea nacional e internacional. A través de las facilidades, la tecnología y el talento dispuesto en este complejo aeronáutico, desde Avianca buscamos hacer un aporte efectivo al desarrollo económico y social del oriente antioqueño y del sector aéreo en general”, señaló Hernán Rincón, presidente de Avianca.

El Centro Aeronáutico de América Latina de Avianca cuenta con un área total de 44.300 metros cuadrados e incluye un hangar de 8.400 metros cuadrados (ancho de 138 metros, una profundidad de 55 metros y una altura de libre 19 metros), en los que se puede atender de manera simultánea cinco aviones de pasillo único o dos aviones de fuselaje ancho –doble pasillo-.

avianca-mro18-web-2

Además este complejo, cuenta con una zona de mantenimiento y talleres especializados para la reparación de componentes, así como una completa infraestructura que incluye plataforma para el rodaje de aeronaves, oficinas, almacenes de repuestos y tres aulas de capacitación con capacidad para 25 alumnos cada una.

Por otra parte el MRO tiene más de 600 técnicos e ingenieros especializados para trabajar con flotas Airbus A318, A319, A320, A321, y ATR72, señaló el presidente de la compañía que no solo en este centro se dedicarán al manteamiento de los aviones, sino que también se elaboraran piezas como las porta vasos, mesas de comida y piezas plásticas que ya en los primeros meses de funcionamiento le ha dejado a Avianca un ahorro de 4 millones de dólares.

“Un sostenedor de vaso, una pieza muy pequeña, esa pieza se vende en el mercado internacional entre 10 y 12 dólares la unidad y aquí la fabricamos por un dólar, un 10% de su costo; además una mesa de silla de avión, una obra de ingeniería pequeña, vale en el mercado internacional 1.700 dólares, y una la estamos empezando a fabricar acá por un poco más de 100 dólares, entonces los ahorros son gigantescos y nos da una oportunidad muy buena”, sostuvo el presidente Hernán Rincón.

Resaltó Rincón, que el objetivo de la compañía no es solo tener en funcionamiento de un centro de mantenimiento en Colombia, sino quieren convertirse en un epicentro de la industria aeronáutica mundial y por esa razón continuarán con más inversiones en Medellín y en Bogotá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.